El envase identifica la marca, promueve la confianza en los productos de la marca. En la mente del consumidor, el envase es el producto.

Los envases junto con los productos se integran en las esferas perceptivas y afectivas del consumidor, ya que influyen de manera decisiva tanto en la compra del producto como en la presencia de la marca que lo avala.

Cuando la importancia de la identidad de la marca se apropia de un lugar tan preponderante en la comercialización de los productos de consumo, es obvio que acabe por afectar el envasado de la marca.

Es fundamental comprender que la identidad visual de los envases desempeña un papel crítico que va mucho más allá del anaquel de la tienda. El envase va con el consumidor hasta la cocina, el botiquín del baño, el garaje o cualquier otro sitio donde se utilice el producto. De hecho, ese seguimiento es más crítico para mantener una percepción favorable y duradera de la marca que cuando uno toma el envase en el anaquel de la tienda.

Entonces se empezará a reconocer por qué el énfasis del envasado de la marca debe tratarse como pieza central de cualquier programa de marketing para productos de venta al menudeo.

Ya que el envase puede ser una ventaja diferencial de una marca, y es la última oportunidad del comercializador para comunicarse con el punto de venta, le presentamos cuatro consideraciones para su diseño:


1.- Identificación. El envase es un dispositivo de identificación tan importante que algunas compañías usan el mismo tipo, así como el diseño de etiqueta durante años ¿Por qué? Porque la combinación única de nombre comercial, marca registrada o personaje comercial, reforzada por el diseño del envase, identifica con rapidez la marca del producto y la diferencia de los competidores

2.- Contención, Protección y Conveniencia. El propósito básico de cualquier envase es contener y proteger al producto hacerlo fácil de usar. Aunque los comercializadores deben diseñar un envase llamativo, también deben asegurarse de que mantendrá fresco al producto y protegerá su contenido de daños por el embarque

3.- Atractivo para el consumidor. El atractivo para el consumidor en el envase, el resultado de muchos factores: Tamaño, color, material y forma. En esta era de conciencia ambiental, la mercadotecnia verde es un asunto importante para muchas empresas y consumidores por igual. La nueva tecnología ha hecho que los envases ecológicamente seguros estén disponibles y sean costeables para muchas categorías de productos. Diversas compañías ahora anuncian sus envases como responsables con el ambiente

4.- Economía. Los costos de identificación, protección, conveniencia y atractivo para el consumidor se añaden a los costos de producción básicos, pero este incremento se puede compensar mucho con el aumento del atractivo para el cliente. Estos beneficios pueden hacer una diferencia considerable para el consumidor y afectan tanto el concepto del producto como a la forma en que se anuncia.


Fuente: adventurgraphics.blogspot.mx