El empaque se ha vuelto algo necesario para proteger lo más importante: el producto. Sin embargo, ya que en el comercio los hábitos de los clientes cambian, entregar una experiencia de compra completa va más allá de solo el producto, se debe trascender y entregar el mejor empaque que pueda ofrecer.
Le presentamos algunos tips esenciales que considerar al momento de elegir el tipo de empaque y embalaje más adecuado para la máxima protección de sus mercancías.


Medidas y Peso

Es de suma importancia que siempre tenga presente las medidas y el peso exacto de sus productos, ya que nunca debe usar una caja o envoltura demasiado ajustada pues seguramente se romperá en el camino y su producto se verá dañado. Trate de elegir un empaque un poco más grande que su producto que permita incluir algo de protección a los lados, como cobertura de burbuja o material de amortiguación.

Pensando en ofrecer un plus, considere los empaques sustentables. La mayoría de estas cajas terminaran seguramente en la basura, así que puede aprovechar esta oportunidad para implementar empaques de cartón o plástico reciclado.


Resistencia del Material del Producto

Asegúrese de hacer pruebas para saber qué tan resistente es su producto. Propine algún golpe o genere un daño para medir qué tanta protección necesita, equilibrando sus gastos entre los productos que necesiten mayor o menor cuidado.

Materiales de Calidad

Ponga mucha atención en el tipo de materiales que utiliza. Recuerde que “lo barato sale caro” y, si va a realizar una inversión en proteger tus productos de manera correcta, utilice materiales resistentes y de alta calidad, evitando el empleo de cajas viejas o maltratadas. Asegúrese que resistan el viaje que su mercancía debe recorrer.

Evaluar la Efectividad

Cuando ya sepa cuál es el mejor material que puede utilizar como empaque de sus productos, es momento de ver si su elección es buena o necesita replantearla. Para evaluar la efectividad final de su empaque puede realizar este pequeño y fácil ejercicio:
  • Agite la caja
  • Verifique que el contenido no se mueva
  • Comprima los lados de la caja
  • Asegúrese que no se sienta el contenido del paquete

Recuerde que el empaque de sus productos puede hacer la diferencia para que su cliente final tenga una experiencia de compra satisfactoria y esté más tranquilo al momento de realizar sus envíos.

Además, tendrá un valor adicional al dar una buena imagen al preocuparse porque sus clientes reciban sus compras en excelentes condiciones y en materiales de primera calidad.


Fuente: industrialrli.com